Música

Juan de San Grial

Del libro poético “Al-lat”

 

La luz del cielo se abre paso en la estancia matinal.

Los interlocutores se llenan de claridad celestial.

No son personas vulgares, sino providenciales.

   Brota su conversación del Grial y sus castillos musicales

Servid las mesas con golosinas del cielo.

Atended las melodías benéficas del Buen Univérsum.

El Andante mozartiano del Vigésimo Primer Concierto

Trae a los terrestres el confortante consolaméntum.

A la música de Mozart la podemos llamar embalsamiento musical. El Concierto n.º 21 contiene notas pasionales, dolor, disonancias enfatizadas... Pero al mismo tiempo, trae un gran consolaméntum, la beatitud de Minné, que el genio conoció como nunca. Cada nota está copiada de los altísimos mundos bondadosos. La tercera parte (Allegro vivace) es una apoteosis de alegría.

En el adagio extraordinario del Concierto n.º 15, la genialidad arquetípica de Mozart alcanza alturas vertiginosas. ¡Qué canto de cisne más grandioso, el del Santo Grial!
La música es la lengua del Univérsum. El mundo pasará, pero la música será para el ser humano como la vocación espiritual más alta.

Juan de San Grial

Concierto n.º 15

1. Allegro …........…………....……….. 12:54

2. Andante .…….........…….…...…… 08:59

3. Finale ......…...…………..…..…...… 10:33

 

Concierto n.º 21

1. Allegro maestoso ……………........ 16:39

2. Andante ……….……….....………... 12:23

3. Finale ..........................…………… 09:37

 

Juan de San Grial y Bratislav Biéltsev – dúo a 4 manos, piano Blüthner 230

JUAN DE SAN GRIAL

DEL LIBRO POÉTICO “LA IGLESIA BLANCA-2015”

 

La predisposición

A quien la Sabiduría predispone,

en el camino de la divinización se pone.

A uno le quedan las beatitudes después del gran tormento pasional,

a otro, la indisposición del sordomudo terrenal.

Los ciegos recobrarán la vista: con los propios ojos y en realidad

verán al Padre, y en la Noche Nupcial,

se iniciarán en los misterios ennoblecedores más elevados.

Subirán al son del adagio mozartiano

al Aposento de Minné, con la alegría de los prometidos,

recibiendo la unción con aceites bendecidos.

 “La música de Mozart supone las vibraciones del reino de la Inmaculadez Original, llamado en la lengua espiritual ‘Ciudad jardín’. Wolfgang fue mensajero del amor, minnesinger. Llegó a la Tierra desde el reino de la Virginidad Eterna y dió su consentimiento de sufrir su propio gólgota musical. Minnesíngeres así, sin exageración, ¡se envían uno cada 100 años!»

1. Allegro ……………................................ 13:52

2. Adagio ………………............................. 10:54

3. Finale. Allegro assai ……....……………. 13:51

 

del libro poético "La Iglesia Blanca 2015" de Juan de San Grial

El canto del cisne

Yo me muero de amor, queridísimo Padre.

Colma a tus hijos con el teomaterno Cáliz.

En los aposentos sagrados sosiega a tus novias,

en las beatitudes de Sofía Pronoia.

Para las vírgenes bondadosas y puras están predestinadas

las cámaras reales

y no para los ex-primeros ministros y los personajes episcopales.

¡Oh, mi Adorado, oh!

No hay nada superior.

Nadie es más bello.

Los cisnes cantan el canto del cisne,

siendo herederos de Cristo, desposines.

La muerte se vence por el último arrobamiento mortal,

y con él, el ánade blanco fue subido al Reino celestial.

El Cuarteto 15 de Mozart es una de las obras más trágicas. La música es increíblemente pasional. El canto del cisne, la despedida con el prójimo inapreciable que se va. Pero Mozart no habla de una pérdida personal, sino del lecho de dormición que se convierte en el nupcial.

La dormición de la Madre Divina... La dormición de Cristo, descendido de la Cruz... El traslado del alma, del lecho de la muerte al Aposento nupcial. La música como último gemido premortal, que se troca en la última gota transubstanciada en el mirró que cae en el cáliz del Grial... Las últimas palabras de amor.

En nuestra interpretación suena la voz de la Iglesia del Univérsum, las voces de la Ecclesia solar de la nueva Atlántida, los castillos de la Teocivilización que se abren uno tras otro...

Juan de San Grial

 

1. Allegro moderato …………………………….….... 28:32

2. Andante …………….………...........................… 11:30

3. Menuetto. Allergetto .……………..……...….… 05:45

4. Finale .……………..…………......……………….… 17:35

Juan de San Grial

Del libro «Taller de Minné»

 

Al llegar al mundo, por fin me matriculé en el taller de Minné,

el amor que no existe ni en los cielos ni en la Tierra.

¡Oh, cuántos maestros, aprendices y simples alumnos hay en él,

Cuántos cristos realizados y en potencia!

Cómo pasar en circunstancias amundanas la mínnica escuela.

La Madre Divina dirá: en la abrazada Paterna,

en el ágape entre los minnesíngeres y menestriles, en la mesa,

en el taller de m.Eufrosinia y Josep Terelya.

También Guillermito Belibaste tiene taller de Minné,

en San Salvador Verdadero para todo ser puro, bondadoso y fiel…

La música debe llevar ante todo el consuelo del gran amor Minné.

Mozart dominó el misterio del consolamentum. Su música es una palabra absolutamente nueva, la llave más sorprendente para trasladar al hombre a la inmortalidad.

Solo Beethoven puede ser colocado al lado de Mozart. La sonata para violín de Beethoven expresa plenamente lo que las palabras no pueden expresar, pero sí pudo percibir el genio de treinta años: Minné. (!) El violín es la voz de la Madre Divina, el piano del resto de la humanidad. Es el diálogo del gran consuelo...

Cuando el músico crea, la música se iguala a la oración: ¡influye en miles de mundos! Apela al Padre de parte de toda la humanidad.

• Juan de San Grial

 

Mozart, Sonata para violín en mi menor, KV 304

Allegro ........................................................ 19:17
Tempo di menuetto .................................... 15:36

 

Beethoven, Sonata n.º 5 en Fa mayor

Allegro ....................................................... 15:09
Adagio ........................................................ 07:49
Scherzo ...................................................... 02:28
Rondo ........................................................ 08:04

‘En cada frase hay un contenido enorme. Cada frase está llena. ¡Es una oportunidad de decir la verdad en la música! ¡Qué profundidad de sentimientos y qué espíritu tan chispeante!

¡Soy feliz de que en nuestros tiempos aún existan  personas así!

¡Escucho y no puedo creer que un eclesiástico puede tocar así! Detrás de está interpretación hay un trabajo inmenso y suprahumano!’

Yuri Loyevsky

Artista del Pueblo de la URSS, Primer violonchelo de  la Orquesta Filarmónica Nacional de Rusia

1. Preludio n.º 4 ........................................... 06:46

2. Preludio n.º 6 ........................................... 04:15

3. Preludio n.º 7 ........................................... 01:43

4. Preludio n.º 15 ......................................... 10:42

5. Preludio n.º 17 ......................................... 04:35

6. Preludio n.º 20 ........................................ 04:00

7. Preludio n.º 15 (versión 2)........................ 07:44

El bienaventurado Juan de San Grial interpreta en estado de bilocación, al orfeón (Piano vertical Petrof 131)

La noche oscura y el alba

Del libro poético «El Barco del absurdo, o el Corazón bondadoso» de Juan de San Grial

Después del arrepentimiento profundo y pasional,

suena de Rachmáninov la obra musical.

La angustia arquetípica despierta ideales que parecían olvidados.

El pasado vetusto se fue con el agua por el alcantarillado.

La nochecita oscura se trueca en un alba serena

al son de los pioneros de la Civilización de vírgenes y poetas.

«Padre Juan ve y escucha en la música el genuino mundo humano, que no se da en el diapasón de los pies a la cabeza de la persona, sino de la cabeza al cielo.

¡Lo principal en un músico es ser continuamente vidente de lo interior, teniendo los ojos abiertos!

Esto es lo que el beato Juan de San Grial consigue.»

Liana Isakadze

Artista del Pueblo de Georgia y de la URSS, alumna de David Oistrakh

Directora artística de los festivales internacionales,

fundadora del ensemble”Virtuosi of Facebook”

1. Composición 1 (28.05.14) ………………. 23:30

2. Composición 2 (29.05.14)…..….…….… 26:24

Juan de San Grial, Teo Leónov (Petrof 131 a cuatro manos)

 

No hay nada además del Supremo Amor.

Lo demás es transitorio y se borra.

Lo demás no se sabe qué cariz toma.

Y Minné es un sol, aunque tenga el tamaño

de una diminuta vela.

Se ha encendido y no se apaga, por muy lejos que el prójimo estuviera,

por donde sea que lo lleve la barca en alta mar:

desde una ventisca con montones de nieve a un arco triunfal.

Minné! Con ella se revelan los Zoroastros y Manis.

No hay nadie más bueno y hermoso que la Virgen Madre.

Su nombre es incomparable con nada: apacigua regiamente.

Minné es lo que le falta al hombre divino desesperadamente.

Una vela se encendió en el corazón:

¡adios, oscuridad sin éxito! 

A sustituir las dudas, vino

el Consolador Consolaméntum.

“¡Una gran persona, músico, filósofo de la vida, preocupado por los demás y un hombre santo!

Ha sido un honor conocerlo. Nunca olvidaré su amistad hacia mí y el pueblo armenio.”

Armen Antonian

Interpretación solo de Juan de San Grial (piano)

Schubert, Ave María ......................................... 06:55
Vavilov, Ave María Caccini ............................... 12:57

 

Interpretación en conjunto (con participación de Armen Antonian)

Vavilov, Ave María Caccini ................................ 07:00
Bach, Aria de la 3 suite para orquesta ............... 05:12
Mozart, Larghetto ............................................... 13:24

(del Concerto para piano n.º 27)
Beethoven, Andante cantabile ............................ 17:18

(de la Sinfonía n.º 5)
Antonian, Misht miasin ...................................... 05:11

(en memoria de las víctimas del genocidio)


Armen Antonian (violonchelo). Piano: Juan de San Grial y Teo Leonov