Práctica

La práctica cátara es de una gran riqueza, abarca todos los ámbitos de la vida cotidiana. Ésta hace que los cátaros tengan una forma de vivir totalmente diferente a la habitual de este mundo, sumergido en el materialismo, las tecnologías, consumismo, ocio, competitividad, etc. En definitiva, los cátaros, se alimentan, duermen, se expresan, se mueven, incluso respiran, de una forma NO DE ESTE MUNDO.

La acumulación del Espíritu Claro-Santo -  es la misteriosa práctica del hallazgo, de la asimilación, de la acumulación y de la adaptación, pero no según las condiciones de rex mundi, con sus pestes residuales de la megalópolis y sus placeres carnales, sino según los estatutos de la Sabiduría en el univérsum del Padre del puro amor

Todas las prácticas cátaras están destinadas a sobreiluminarnos, purificarnos, desprendernos de todo aquello que nos ata a este mundo mezclado; van dirigidas a abrir el corazón espiritual, liberar la divinidad que llevamos dentro. 

El nuevo nacimiento es la recuperación de la auténtica condición divina del hombre. Al entrar a este mundo el hombre pierde su divinidad pero se puede recuperar recibiendo el nuevo nacimiento. No es suficiente la renuncia al modelado adaptativo sino hay que aceptar nuevo modelado para lo cual se requiere de gran corage y valor. Valor para vencer a uno mismo de ayer en el interior, salir de la mezcla y entrar en la purificación y hacernos mas bondadosos. 

"Dedicado a mis hijos, como el don más grande que un padre puede entregar a sus hijos."

 

Hemos revelado al nuevo Espíritu Santo —el Novio dulcísimo. De Él provienen dones sin precedentes, desconocidos para rabinos, apóstoles, personajes históricos del Antiguo y Nuevo Testamento:

 

1. el amor superante,

2. la sabiduría perfecta,

3. la envoltura en vestiduras de divinidad,

4. la entrada en el aposento nupcial,

5. la visión con ojos propios (hallar al bondadoso Padre, a la bondadosa Madre y a sus hijos), y por fin

6 la conciliaridad y fraternidad…

 

Dentro de la práctica esotérica del catarismo se encuentra la rotura de los lazos vetustos. Romper los lazos vetustos es imprescindible si se quiere ascender por la escalera  de  la  divinización.  Es  imposible  acumular  espíritu  clarosanto  si  no  se rompen  los  lazos  viejos  que  atan  a  las  imágenes  de  este  mundo  caduco.  Estos  lazos continuamente  abren  embudos  que  prohíben  al  alma  avanzar  por  el  camino espiritual.

Es  importante  saber  que  en  el  camino  espiritual  no  se  puede  evitar  la  batalla.  La batalla ayuda a crecer y ascender  escalones. Sin la batalla los discípulos se quedan en un estado infantil permanente. Es común en las escuelas cósmicas evitar la batalla y por supuesto la cruz. Nosotros no evitamos ni las batallas ni la cruz, las aceptamos para  una  mayor  consagración  a  los  mundos  celestes  de  nuestra  Madre.  La  new  age evita  el  sufrimiento  por  amor  y  con  sus  doctrinas  falsas,  que  llevan  a  sus  adeptos  a una  absoluta  ilusión,  sólo  provoca  que  se  descienda  espiritualmente.  No  ayuda  a ascender, sino a descender.

   La meditación de un ser mezclado es una flor que brota en un montón de estiércol.

   La meditación de un ser puro es el jardín fragante en el lugar del descampado de ayer.

   La meditación de un ser perfecto son los cielos que han descendido a la tierra.

   La meditación de un bodhisattva es la salvación de la humanidad.

   La meditación de una divinidad es el arco triunfal de la teocivilización.

Guan Min

  El  comienzo de la contemplación es la salida del orden del mundo. La  parte  media de la  contemplación  son  las  beatitudes  espirituales. La  cumbre  es  el  aposento  nupcial  en  el  loto mirrífero del Padre y la Madre del amor superior.

“ Pasad  horas  y  días  en  una  contemplación  continua,  arrinconando  los  pensamientos,  asuntos. Vuestro  tiempo  libre  de  las  obligaciones  terrenales,  no  lo  perdáis  en  vano: habitad  las  esferas  bodhisáttvicas  en las cuales os estoy iniciando hoy.

  Tomad la imagen del bodhisattva como ideal perfecto. Desead haceros un cristo, un bodhisattva esclarecido, la divinidad con apariencia humana.

Os  agradezco  vuestra  elección  en  favor  de  la  santidad  y  de  la  pureza,  vuestro  rechazo decisivo de las quimeras del mundo y vuestra vida según la conciencia espiritual. Pero deseo veros DOS VECES  NACIDOS.  Para  eso,  llevo  a  cabo el  modelado  de  nuevas  imágenes, inesperado, inaudito por su contenido y escala, el modelado inhabitual para muchos.

 Para  alcanzar  el  esclarecimiento  perfecto,  para  subir  la  escalera  de  los  budas  y  cristos radiantes, quema en ti mismo miles de envolturas de pacotilla. Estan abiertas las puertas al Santo Estar!”

JUAN DE SAN GRIAL