¿Quiénes son los Cátaros?

Ser cátaro no tiene nada que ver con las diferentes confesiones religiosas. Es un modo de vida, una forma de ser y una forma de convivir con los prójimos. Por esto nuestros fines son investigar y aclarar la auténtica historia, cultura y espiritualidad del catarismo y darlo a conocer como el origen y la base de la cultura europea en general. El catarismo se extiende a todas las esferas de la vida. Muchos consideran hoy que el mundo necesita urgentemente la proximidad de una sociedad pacífica. En cada hombre vive la aspiración a una vida mejor con una armonía absoluta, un mundo donde haya bondad y amor incondicional. Y el hombre tiene derecho a este deseo y más todavía, tiene derecho a realizarlo.

Tenemos la gran convicción de que el ser humano puede realmente vivir de una forma plena en los valores de fraternidad, igualdad,libertad, amor, paz….

 

Leer más

El catarismo siempre estuvo y no murió, está aquí y ahora, y es capaz de regresar y llenar el mundo con la bondad, la pureza y el amor. Los cátaros no se acabaron con la quema de los Perfectos en Montsegur, es más el catarismo nunca terminó, sino que permaneció impreso y esperando a su renacimiento en los corazones de la buena gente.

Los cátaros fueron llamados en su época los bonshommes (los Buenos hombres) que en verdad eran hermanos de espíritu de los indígenas americanos, de la civilización Egipcia, de los teogamitas eslavos y bogomilos y de todos aquellos pueblos que convivieron según las leyes y estatutos del universo en perfecta paz y armonía.

Hoy en día se continúa lo que en su día fue condenado a muerte, hace setecientos años, pero que no murió, sino que transcendió a las imágenes de la espiritualidad, la democracia, la cultura, la personalidad europea. Continúan las tradiciones de la sociedad del puro amor y se transmiten a todos los ámbitos del ser humano. La recuperación de éstos tesoros es necesaria para conseguir realmente que la humanidad cambie y avance hacia un mundo mejor, un mundo en el que la esencia bondadosa del ser humano se desarrolle y brille en todos los rincones de la Tierra.

 

Historia del catarismo

¿Qué han oído sobre el pueblo cátaro? No es una nacionalidad, no es una tradición, no es una religión, es otro tipo de hombre.

¿Qué tiene de especial este sorprendente pueblo que habitó los países del Mediterráneo

y penetró profundamente en la cultura del hombre europeo?

Les invitamos al mundo del catarismo, el mundo de los Cátaros – de los Buenos Hombres y de las Buenas Mujeres, el mundo de la perfecta y superante bondad, paz, amor, belleza y pureza…

¡El laurel ha reverdecido, los cátaros han vuelto!

 

Leer más

En el año 1321 fue ejecutado el último profeta cátaro: Guillaume Bélibaste. Atrapado por los inquisidores y apresado en el año 1309, él enunció una profecía: “¡Justo dentro de 700 años el laurel reverdecerá, y los cátaros volverán a la Tierra!”

 

Mucho se ha escrito sobre los cátaros Medievales. Aunque realmente han quedado muy pocas fuentes que provengan de los auténticos cátaros, pero hay algo muy evidente de su existencia y es la rica herencia que dejaron allí donde vivieron. Los valores de DEMOCRACIA, LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD quedaron impresos y dejaron una semilla que actualmente está floreciendo.

Eran mujeres y hombres buenos, que creían en el amor puro, el cual era ajeno totalmente a este mundo, un amor desconocido por la humanidad y que los grandes ungidos como Cristo, Buda, Zoroastro, Mani… trajeron a la Tierra para multiplicarlo. Por lo tanto, toda su vida transcurría bajo las virtudes más elevadas de bondad,sabiduría, amor, paz, armonía… No se trataba de una religión o una filosofía, era una forma de vida. Su espiritualidad abarcaba todos los ámbitos de la vida desde su comportamiento, a su alimentación, su música, arte, forma de trabajar, relaciones, etc.

El catarismo se extendió por toda la antigua Occitania (sur de Francia), Reino de Aragón, Navarra, Italia, Alemania y Flandes desde el siglo XI hasta principios del XIV. El Catarismo es heredero directo de losTeogamitas Eslavos y los Bogomilos balcánicos, y aún más allá, proviene de la Atlántida y de civilizaciones puras que poblaron la Tierra, como Arcadia, Hiperbórea, aztecas, mayas, egipcios… Civilizaciones muy elevadas que han existido en este planeta y que desconocían absolutamente el idioma del mal.

Los cátaros compartían sus bienes, vivían con humildad y sencillez, servían al prójimo, acogían a todo el mundo, alimentaban al necesitado, daban trabajo en sus talleres artesanales, consolaban y cuidaban a los enfermos… Vivían según los estatutos delunivérsum: la bondad extralimitada, la pureza perfecta, el amor sagrado y la sabiduría superante y de ahí que fuera un pueblo pacífico que encontró millones de seguidores por todo el mundo, que compartían estos elevados ideales. Más de 50 millones de cátaros se extendieron por España y toda Europa. En todos aquellos lugares donde el catarismo floreció, se vivía de una forma totalmente diferente a la que se daba en aquella época. Vivían en sociedades adelantadas a su tiempo con una prosperidad material y espiritual que no conocían en las sociedades feudales vecinas.

Debido a esta maravillosa y creciente forma de vida el poder existente vio tambalear sus cimientos y llevó a cabo la cruzada contra ellos por iniciativa del papa Inocencio III con el apoyo de la dinastía francesa de los Capetos. Pero algo muy importante en lo que la historia tradicional no suele profundizar fue la fuerza y el desarrollo con la que se dio el catarismo en España y en Cataluña. Allí vivieron los últimos Perfectos cátaros, como Guillem de Bélibaste, que fue quemado en la hoguera en el castillo de Villerouge-Termenès en el año 1321. Antes de morir dijo su famosa predicción: “Dentro de setecientos años el laurel reverdecerá, los cátaros volverán a la Tierra”. Y ahora, setecientos años después, ¡EL LAUREL HA REVERDECIDO!

Fundador

Juan de San Grial es una persona única y misteriosa. Si bien representa la más alta sabiduría de la que está dotado el Bogomilismo, heredado de los maestros de la antigua Hiperbórea, de ninguna manera hace hincapié en su singularidad. Su escuela espiritual asume la luminosidad constante de la mente y del corazón. En sus 450 libros y tratados Juan el Bogomilo trae de vuelta a la humanidad las fuentes espirituales originales, rescatando de nuevo el arquetipo espiritual universal.
Es el fundador del movimiento Bogomilo global. Su práctica espiritual está en la raíz de las diferentes escuelas espirituales cristianas. Por ejemplo, el objetivo del ascetismo no es solo el perdón de los pecados, sino que el hombre se convierta en un bien sobrenatural. El objetivo final no es la salvación desde el más allá ni penas judiciales a elección de la deidad.
Hace un cuarto de siglo la Madre Divina le reveló que fue elevado al ministerio profético. “Ve y trasmite mi amor a la humanidad” – dijo la Madre de Dios – “Diles que no son huérfanos, que tienen un padre y una madre que los aman.”

Hoy su misión celestial se extiende por todo el mundo y se está viviendo una respuesta en los corazones de millones de personas.
“Hace más de mil años que vivimos una época de guerras sangrientas, de odio y de la manifestación extrema del mal” – argumenta Juan el Bogomilo, – “Ven maravillosa civilización de pureza virginal”. Al cumplimiento de esta profecía luminosa dedica su vida este prominente ungido – el profeta de la Nueva Atlántida.

Leer más

Juan el Bogomilo fue ungido en la gran Iglesia del Amor. Desde el comienzo está marcado por el sello de los elegidos. La ideología comunista con su conocimiento servil, la desechó sin pensarlo dos veces. Desde muy joven se interesó por la mística de la Cábala, la teosofía y la mística de la práctica oriental. Conoce y se comunica en ocho idiomas, y ha leído a los clásicos en su idioma original. Es cierto que aborda la música y la literatura. Algunos editores sugiriero la publicación de su música, poesía y libros, pero él eligió renunciar a la fama de escritor y músico – eligió los viajes y la vida inusual del buscador de la verdad.

Buscando a un padre espiritual, visitó casi todos los monasterios grandes y pequeños. En 1980, encontró a su madre espiritual. En su sencilla casa, la anciana Eufrosinia reveló su misterioso mundo espiritual. Grandes anacoretas han estudiado los secretos de la fe Bogomila. Se sorprendió al ver cómo la mujer de avanzada edad aprendía de manera diferente de los maestros eclesiásticos y teólogos de libro.
Eufrosinia le descubrió una Iglesia diferente, de otro mundo, pura, celestial. Ante la vista espiritual del ungido había un Cristo diferente. No era desagradable y sin vida, sino que era un Cristo vivo que nos ama. A partir de este maravilloso encuentro inusual comenzó una nueva vida. Eufrosinia le enseña sellos preciosos para recorrer el camino espiritual, aprende las claves y las etapas de la acumulación del Espíritu Claro Santo. Lo más importante se encuentra en el corazón de Juan el Bogomilo, en él se enciende un fuego ardiente y un gran celo por la santidad perfecta. Los rituales de la iglesia y sus ceremonias oficiales se quedaron en un pasado distante. Descubrió los tiempos de la iglesia misteriosa. La sabiduría le enseña a ascender por la escalera espiritual de los muchos escalones hacia la perfección.

La filosofía del catarismo

La filosofía del catarismo es muy optimista y humanitaria en su esencia. Le caracteriza la espiritualidad elevada y universal. Se apoya en tradiciones riquísimas, hereda los sellos y los dones de los grandes pensadores, personalidades… En el día de hoy ya tiene una gran riqueza de llaves espirituales para lograr la perfecta armonía, alegría, amor, paz… y atrae la atención de millones de personas.

Se desarrolla activamente, progresa y crece en diferentes esferas, y además, no es un movimiento estático u obsoleto, cambia cada día, crece cada día, se renueva, se amplía, está en continuo movimiento. De este modo, no puede más que sorprender con sus infinitas posibilidades de transformación del ser humano y de la misma humanidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This